Maite Mascort Roca


El Osireion de Oxirrinco

 

 

En el año 2000 se descubrió, en un área alejada al oeste de la ciudad grecorromana de Oxirrinco, la actual El Bahnasa, una serie de estructuras subterráneas consagradas al dios Osiris. Bajo una elevación natural del terreno se ha podido iniciar la excavación de un recinto cultual presidido por una estatua colosal del dios y, adyacente a esta sala, un corredor-pasillo donde se enterraban los simulacros de Osiris que se realizaban con motivo del ritual de los misterios del mes de Khoiak.

 

En las dos últimas campañas los trabajos se han centrado en la superestructura del monumento. Se ha localizado el temenos, pudiendo, así, delimitar toda el área del recinto sagrado. Se ha excavado, también, la entrada monumental por la que se accedía al interior de la catacumba, en un punto muy próximo a la sala donde se encuentra la estatua del dios Osiris.

 

Delante de la entrada, una serie de estructuras nos revelan una zona donde se realizaban las ofrendas diarias a la divinidad.

 

Hasta el momento, podemos fechar el conjunto en época ptolemaica.