Candelaria Martín del Río Álvarez

Eduardo Almenara Rosales

 

Las agujas de pelo y los peines en los ajuares de las tumbas egipcias del periodo Predinástico

 

 

El estudio de los ajuares predinásticos está promoviendo continuamente nuevas líneas de investigación, que nos aproximan cada vez más a una sociedad de gran complejidad social e ideológica. La variedad, calidad y diseño que estos presentan dejan entrever su importancia para completar muchas carencias que tenemos sobre los primeros egipcios. La cerámica ha sido uno de los grandes protagonistas de tales investigaciones, ofreciendo sin duda un medio para establecer seriaciones con las que organizar cronológicamente el período, además de generar una abierta discusión sobre el mundo ideológico y ecológico en el que se movía el egipcio.

 

Un conjunto de materiales que sin duda tiene mucho que decir sobre la vida en el Predinástico son los denominados “objetos de cuidado personal”. Bajo este nombre se incluyen diversos instrumentos y piezas que cubren una amplia gama de funciones. En esta comunicación nos vamos a centrar en dos grandes desconocidos: los peines y las agujas del pelo. A pesar de que ambos aparecen en una considerable cantidad dentro de los ajuares funerarios, no han llegado a ser protagonistas de estudios individualizados. Es destacable su dilatada implantación cronológica, ya que aparecen en todas las fases culturales. Igualmente, la gama de motivos decorativos es prolija y en ella tienen especial relevancia las representaciones teriomorfas. Éstas muestran una amplia gama de especies, lo que nos muestra una vez más el profundo interés que los primeros egipcios daban al mundo animal y la predilección, tal vez simbólica, por ciertos tipos en diferentes etapas. Cabría añadir a esto la posible asociación de ambos objetos con la función social del individuo que los ostentaba.